Charlota de nísperos



Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Junio nos invita a preparar un clásico francés "Charlota"


Este mes toca investigar sobre la "Charlotte", había oído hablar de este postre pero nunca lo había probado ni mucho menos lo había hecho. Pero antes de ponerme a manos a la obra, me he documentado un poquito y lo he encontrado bastante interesante, por lo que he decidido explicar un poquito de la historia de este postre.

Charlotte: nombre de dos pasteles franceses, una caliente y otro frío o helado, cuyo principio consiste en cocer o coagular al frío una crema, una mousse, un puré... en un molde encamisado con pan de molde o bizcocho.

La charlota original (aparecida a finales del siglo XVIII, tal vez en homenaje a la esposa del rey Jorge III de Inglaterra) se inspiraba en preparaciones dulces ingleses. estaba hecha con una espesa mermelada de frutas aromatizada con limón y canela. se vertí en un molde redondo, y de bordes ligeramente acampanados, tapizado de rebanadas de pan de molde untadas en mantequilla. El conjunto se cocía al horno, al horno, se desmoldaba y se servía tibia, con una crema inglesa fría. el ejemplo clásico es la Charlotte de Manzanas.

La invención de la charlotte a la rusa se debe a Carême. Consiste en un dulce helado, sin cocción, compuesto de una preparación de bavarois a la vainilla (o de una mousse al chocolate o al café), de una pasta de bomba o de  crema chantilly vertida en un molde tapizado de bizcochos, casi siempre empapados en licor o en café. Carême había bautizado esta preparación con el nombre de "charlotte a la parisiense", pero ésta cambió de denominación en el Segundo imperio, durante e cual estaban muy a la moda los platos "a la rusa".

Por analogía, se realizan también, con legumbres y pescado, sin encamisado que sólo deben su nombres al hecho de estar cocinadas en un molde. (Extraído de la Enciclopedia "Gran Larousse de la Cocina")

Teniendo en cuenta que la charlota es un postre bastante versátil que permite elaborarla ya sea de chocolate, café o frutas. Me ha parecido divertido escoger una de las frutas de temporada, en este caso el níspero y ver como sería el resultado.


T. elaboración : 30'      T. de nevera: 3h     Dificultad: Fácil     3 personas 


Ingredientes

4 Valencianas (bizcochitos alargados del Mercadona)
1 nuez de mantequilla

Mousse de nísperos
20 nísperos maduros
50gr de azúcar
1 1/2 hoja de gelatina
200ml de nata líquida (quería que me sobrara un poco para poder adornar)

Almíbar
1 vaso de Licor de frutos rojos
3 cucharadas de azúcar
1/2 vaso de agua




Procedimiento

En el molde escogido para hacer la charlota, yo usé un tazón de cereales (es lo que tenía más a mano), lo untamos de mantequilla y reservamos.


Prepararemos el almíbar, echamos todos los ingredientes y dejamos hervir durante unos 10minutos, removemos de vez en cuando. Una vez listo, lo vertemos en un plato hondo y dejamos que se enfríe.

Cortamos por la mitad las valencianas y sólo por el lado del corte las empapamos. A medida que emborrachamos los bizcochuelos, vamos tapizando el molde, poniendo uno al lado del otro y con la parte empapada para el interior. Puede que una vez tapizado por completo, nos sobresalgan del molde las puntas, con la ayuda de un cuchillo de sierra, las cortaremos para que nos queden del mismo tamaño que el molde y así podamos desmoldarlo fácilmente a la hora de servirlo.

Para realizar la mousse, pelamos los níspero, les sacamos las semillas, retiramos la piel que cubren las semillas y los trituraremos con la ayuda del minipímer.
El puré resultante lo echaremos en una olla junto con el azúcar y dejaremos cocinar poco a poco, durante unos 15 minutos. (No es necesario añadirle agua, ya que es una fruta que al cocinarla ya desprende líquido por ella misma). Mientras tanto, hidrataremos las hojas de gelatina. Pasado el tiempo, lo apartamos del fuego y le añadimos las hojas de gelatina. Removemos hasta que queden disueltas y dejamos que la mermelada se tibie. Apartaremos una cucharada para usarla al final de todo.

Cuando veamos que ha reducido la temperatura, mezclaremos la mermelada y la nata (sin montar) con la ayuda de una espátula y con movimientos lentos para que no se nos corte. Vertemos la crema en el molde ya tapizado, echamos la cucharada de mermelada de nísperos por encima de la crema, la extendemos y luego directo a la nevera durante 3 horas.

Pasado ese tiempo, que es el necesario para que la crema se coagule, podremos desmoldar fácilmente y luego servir inmediatamente, que con esta calor que estamos teniendo creo que se podría derretir hasta los platos.



Ha sido un plato sencillo y el resultado, tanto como postre como el descubrimiento de la mousse de níspero me ha agradado muy positivamente. Estoy segura que lo repetiré. :))

Buen provecho!! 

6 comentarios:

  1. Que rico con nísperos!!!

    Te ha quedado muy bien la charlota!!

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. Qué original lo de los nísperos!!!
    Y con las valencianas tiene muy buena pinta!!!
    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Que buena idea con nísperos! Hace siglos que no me como uno!!! Me encanta la idea! Me quedo por aquí! xx

    ResponderEliminar
  4. q bonita charlota,enhorabuena! yo también preparé una charlota este finde para mi blog, es bastante diferente pero tambien quedó bonita, un saludo y a seguir inspirandonos así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti gosolandia! Ahora mismo voy a cotillear tu charlota ;)
      Un besote

      Eliminar

Si os ha gustado o bien queréis comentar algo sobre alguna receta, no lo dudéis y dejar vuestros comentarios!!
Un besote :))

Blogging tips